Buscar en este blog

viernes, 3 de febrero de 2017

  DOS AMERICANOS EN EUROPA


Capítulo 1

Dos que huyen

[Aventuras tras el telón de acero en la España de los años cincuenta]


Antes de encontrarse con El Jabato, Francisco Darnís dibujó esta colección de cuadernos de pequeño formato que narraba una historia de acción y espionaje protagonizada por dos muchachos estadounidenses

Una vez terminada la II Guerra Mundial y pasado el suficiente tiempo para tranquilizar a los gobernantes españoles sobre las intenciones de los aliados con respecto a nuestro país, la facción progermana fue perdiendo importancia en el régimen, que empezó a inclinarse hacia el bando antisoviético de los vencedores de la guerra, abanderado por los Estados Unidos. En el campo de la ficción esto significó que entre los héroes empezaron a aparecer ingleses, franceses y norteamericanos, y el enemigo, generalmente, pasaron a ser los japoneses, si se trataba de la reciente gran guerra, los comunistas coreanos, que llegaron muy a punto para tomar el relevo, y especialmente los países situados más allá del "telón de acero", expresión que sonó mucho durante las décadas que constituirían la "guerra fría".

El tebeo no fue una excepción: el propio Boixcar, en su monumental ópera bélica, cambió enseguida la óptica de los relatos, abandonando pronto las veleidades pronazis de los primeros números. Aunque continuaron apareciendo protagonistas alemanes, cada vez más de tarde en tarde, ya no se trataba de miembros de las SS o funcionarios nazis, sino de honrados militares con un heroico sentido patriótico. Empezaron a aparecer entonces protagonistas ingleses, americanos o franceses, llegando al fin, a principios de los años sesenta, la época ya claramente proyanqui en la que florecieron figuras como Johnny Comando y el sargento Gorila (luego ascendido, creo, hasta capitán), y en el tebeo español no bélico no tardaron en hacer su aparición los miembros de los cuerpos de seguridad y espionaje estadounidense, con la CIA y el FBI al frente.

La colección que hoy presento se publicó en 1951. Fueron 24 cuadernillos de 34 páginas en blanco y negro más cubiertas con la portada en color, la contraportada impresa en una tinta y la retiración en blanco, en el pequeño formato horizontal que en Italia se conocía como striscia. La historieta se desarrollaba en las 32 páginas interiores, a razón de una tira en cada página.

Los protagonistas son dos jóvenes estadounidenses que comienzan su aventura escapando de una prisión de Filadelfia y comenzando una arriesgada peripecia que les lleva a Europa para buscar las pruebas de la inocencia del padre de uno de ellos del delito de traición del que es acusado. Dejando aparte que el argumento es tan tópico como suena y que el anticomunismo inevitable puede hacer sonreír hoy, la historia se lee con agrado. La trama tiene en su inicio un aroma a películas de la época como Los 39 escalones de Hitchcock, y el trabajo de Darnís es tan eficaz como cabía esperar.

Éste es el comienzo de la historia. El primer número de la colección llevó el título "Dos que huyen". He creado páginas montando las tiras de tres en tres para hacer algo más fácil la lectura. Los ejemplares de los que se han obtenido estas imágenes corresponden a una reedición facsimilar publicada a finales del siglo pasado, salvo este número, escaneado de un ejemplar original por cortesía de Jesús Duce. Espero que la lectura no sea demasiado incómoda y resulte agradable.


  
 


 

1 comentario:

  1. Finalmente ha sido posible sustituir las páginas facsimilares de este número por escaneos de un ejemplar original, cortesía de Jesús Duce. La diferencia de calidad es evidente.

    ResponderEliminar